STEPHEN HAWKING, EL CIENTÍFICO MÁS FAMOSO DEL MUNDO, DISFRUTA DEL ‘TIEMPO’  EN TENERIFE

 

Stephen Hawking sonríe al desembarcar en Tenerife

Stephen Hawking sonríe al desembarcar en Tenerife

El físico y cosmólogo británico viajó en barco a la isla para participar en el Festival Starmus, junto a astronautas y premios Nobel

.“Llevo toda la vida intentando encontrar una explicación al Universo, pero ahora mismo no sé todavía por qué existe”, declaró al desembarcar

.¿Hará alguna revelación?, se especula ante sus dos conferencias sobre los agujeros negros, el Big Bang y el bosón de Higgs. El martes 23, en su conferencia sobre ‘El origen del Universo’, desvelará su última tesis sobre el peligro de un colapso del cosmos que haría desaparecer el mundo

.Sus últimas declaraciones sobre el bosón de Higgs advierten seriamente de los riesgos apocalípticos de investigar la ‘partícula de Dios’

.El indesmayable astrofísico que sufre ELA y se desplaza en silla de ruedas eléctrica quiere ir a conocer el Grantecan, en el quinto cumpleaños del mayor telescopio del mundo

 

Stephen Hawking arribó el viernes 12 al puerto de Santa Cruz de Tenerife, con la consiguiente expectación que despierta el físico teórico vivo más mediático, ingenioso y célebre por sus teorías y actitud ante la vida como uno de los grandes discapacitados que ha conseguido imponerse a los lastres devastadores de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Habló con el sintetizador conectado a su mejilla: “Llevo toda la vida intentando encontrar una explicación al Universo, pero ahora mismo no sé todavía por qué existe”. En 2010, en el lanzamiento de uno de sus libros, ‘El gran diseño’, dijo, con gran impacto, que miraba al Cielo, al espacio, y comprobaba que Dios no existe, después de hablar de Dios reiteradamente en sus conferencias y admitir la contingencia de una cierta condición divina del mundo: “No soy religioso en el sentido normal de la palabra. Creo que el Universo está gobernado por las leyes de la ciencia. Esas leyes pudieron haber sido creadas por Dios; pero Dios no interviene para romper las leyes” (2008). En esta ocasión, el cosmólogo británico podrá hablar de ello con el biólogo Richard Dawkins, otro apasionado del tema.

El autor de ‘Breve Historia del Tiempo’ viene a Tenerife a participar, como ‘estrella’ invitada, a la segunda edición del festival ‘Starmus’, que organiza el astrofísico Garik Israelian, una cumbre de astronautas y cosmonautas, de premios Nobel y músicos (como el astrónomo Brian May, ex guitarra de Queen). En la primera edición, el director del encuentro logró traer a Tenerife y La Palma a Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna, el 21 de julio de 1969.

Sus últimas declaraciones sobre el bosón de Higgs son para ponerse a temblar.
Sus últimas declaraciones sobre el bosón de Higgs son como para ponerse a temblar.

 

¿El fin del espacio y el tiempo?

Antes de zarpar hacia Tenerife, advirtió ceñudamente de los riesgos de proseguir con la investigación del bosón de Higgs ( la Partícula de Dios?. “Podría destruir el universo”, clamó del modo más enfático.

Según el sabio, a niveles muy altos de energía, hallar la partícula desentrañada en 2012 podría causar el colapso del tiempo y el espacio, y esto “se producirá en cualquier momento y no lo veremos venir”. No lograron tranquilizar completamente sus aclaraciones de que sería improbable tal accidente. El potencial del bosón tiene la característica de convertirse en megaestable a energías superiores a 100 mil millones de giga-electrón-voltios (GeV), lo que llevaría al universo a sufrir un “retraso catastrófico de vacío”, si los científicos lo someten a una presión extrema, para lo que necesitarían de un acelerador de partículas del tamaño de la Tierra para experimentar con esta clase de energía.

La estela de Darwin

El sucesor de Einstein en la gloria de la ciencia en el mundo llegó al puerto y desembarcó (como hubiera querido en el siglo XIX Charles Darwin, que zarpó como él del sur de Inglaterra hacia la isla, sin poder tomar tierra por una cuarentena sanitaria y siguió rumbo hacia Cabo Verde) a media mañana, bajo el sol del verano santacrucero. Vino por mar, en el crucero Oceana, ya que Hawking, al que acompaña un equipo médico, no puede volar por su enfermedad. Pronunció algunas palabras, agradeció a quienes han hecho posible que esté en Tenerife. Durante una cena con Brian May, con motivo de un concierto de Queen en Reino Unido, salió a relucir Starmus (Hawking conocía el festival) y el interés del científico en participar en él. Israelian, informado por su amigo May, no dudó en viajar a Cambridge a cerrar el acuerdo, tras siete horas de conversación, no por las reticencias del científico, sino por la extrema parsimonia con que se expresa (una palabra por minuto).

Hawking permanecerá un mes en la isla y no cuenta con la desaprobación de sus médicos para subir al Teide como hiciera el escocés Charles Piazzi Smyth en 1856. Sí anhela poder retornar a La Palma, tras su corta estancia en una escala de este viaje desde Southampton, durante la cual recorrió el casco histórico, y visitar ahora el Observatorio del Roque de los Muchachos (a una altura de 2.500 metros, mil más de lo que le está permitido por su delicado estado), donde se encuentra el mayor telescopio óptico del mundo en la actualidad, el Grantecan, que cumple este mes cinco años de su instalación. De ser así, intervendría el jueves 25 en la mesa redonda ‘108 minutos’, en el interior del telescopio, programada por Starmus, como ya hiciera Armstrong, cuya intervención se reproduce en un libro recientemente publicado sobre la primera edición del festival.

El Grantecan, el mayor telescopio del mundo, cumple este mes 5 años de su instalación en el Observatorio de El Roque de los Muchachos, en la isla  de La Palma
El Grantecan, el mayor telescopio del mundo, cumple este mes 5 años de su instalación en el Observatorio de El Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma

La isla que vio la semilla del mundo

El martes 23 y el sábado 27 pronunciará sendas conferencias, en el Centro Magma de Adeje (en el sur de Tenerife) y en el Auditorio de la capital, respectivamente. Hablará del origen del Universo y de los agujeros negros. Hawking no es ajeno a que el denominado ‘Experimento Tenerife’, coliderado en los 90 por Rafael Rebolo (director del Instituto de Astrofísica de Canarias, IAC), justamente en colaboración con las universidades de Manchester y Cambridge, en el Teide, permitió descubrir las estructuras más remotas y distantes en el Universo de la semilla del Big Bang (el llamado ‘fondo cósmico de microondas’), una investigación clave para confirmar la teoría explosiva del origen del cosmos, hace 13.000 millones de años. esta línea de investigación le permitiría obtener el Nobel, años después, al físico George Smoot, que ya antes había visitado Tenerife para agradecer su aportación. Se espera que en su disertación sobre la génesis universal, el científico aborde las repercusiones del reciente hallazgo del bosón de Higgs. Las 400 entradas para escuchar a Hawking el 27 en el Auditorio ‘Adán Martín’ se agotaron en pocas horas.

Hawking se desenvuelve con naturalidad en su silla de ruedas y habla a través de un sistema automatizado, que le permitirá impartir las conferencias, superando la lentitud de su modo de hablar a causa de su deterioro. Hace unos tres años pidió, por este motivo, a la compañía Intel que ideara mejoras técnicas para poder transformar sus ideas en palabras. La contracción voluntaria de una de sus mejillas es la que articula las frases que reproduce el sintetizador de voz. La pérdida de movilidad ha ido paralizando paulatinamente prácticamente su cuerpo, hasta el punto de no poder mantener erguida la cabeza por sí mismo. La silla de ruedas en la que se desplaza está gobernada por un ordenador que Hawking maneja con leves gestos oculares.

De Agatha Christie a Hawking

Es la “guinda” del festival, ha dicho el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, que lo recibió en el muelle, tras la escala del físico británico en La Palma. Hawking llega a Tenerife, que es como la segunda casa de los ingleses, que la consideran su lugar de descanso preferido desde hace más de medio siglo. Desde Agatha Christie a The Beatles, y desde Bertrand Russell a Winston Churchill, sus compatriotas no perdieron la oportunidad de conocer la isla y repetir las vacaciones.

El científico, primero por la derecha, en sus años de estudiante en la Universidad de Oxford. /Gillman&Soame
El científico, primero por la derecha, en sus años de estudiante en la Universidad de Oxford. /Gillman&Soame

 

El científico más famoso del mundo, Stephen William Hawking, de 72 años, casado dos veces y padre de tres hijos, padece desde hace 50 años esclerosis lateral amiotrófica (ELA), por cuya causa no le pronostican inicialmente más de dos o tres años de vida. Pese a que ha ido empeorando progresivamente, es un raro caso de supervivencia. Hawking es un ejemplo titánico de superación de barreras y ha expresado el deseo de viajar al espacio. Ahora espera poder volar, excepcionalmente, a La Palma en helicóptero. De no ver satisfecho su deseo, participaría por videoconferencia en ese encuentro ‘a bordo’ del Grantecan, con Walt Cunningham, astronauta norteamericano, piloto del Apolo 7; Harold Kroto, químico, Premio Nobel; Robert Wilson, físico, Premio Nobel; John Mather, astrofísico, premio Nobel, Garik Israelian, astrofísico y director del festival; Robert Williams, astrofísico; Rick Wakeman, músico, y Katerina Harvati, antropóloga.

Este hombre que no ha perdido el humor ni ante las serias adversidades que le ha opuesto la salud, visita Tenerife con una sonrisa, la que le vimos en el puerto cuando lo agasajaban las autoridades. Entre las anécdotas de su insólita vida, é mismo ha contado que en su último año de estudiante de Oxford ya se sentía “cada vez más patoso” y fue al médico tras caerse por las escaleras, “pero lo único que me dijo fue: “Deja la cerverza”. En sus memorias, ‘Breve historia de mi vida’, confiesa que le gusta bromear, incluso acerca de su grave enfermedad. Esta es una de las típicas astracanadas del huésped de Tenerife: “La primera descripción científica del tiempo la dio en 1689 Isaac Newton, que ocupó la silla de la misma Cátedra Lucasiana en Cambridge que ocupé yo, aunque en su caso la silla no era eléctrica”. En Tenerife conocerá el resultado del referéndum de Escocia este jueves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*